Alimentación complementaria

baby_led_weaning_ahorasoymama_2Uno de los temas que más traen de cabeza a las madres y los padres en el primer año es la alimentación complementaria. Poco a poco se acerca el momento de ofrecerle algo más que leche a nuestro bebé y nos asaltan mil dudas: ¿con qué empiezo? ¿cómo lo hago? ¿papillas o trozos? ¿qué pasa si no quiere comer?…
En realidad, es todo muy sencillo y lo resumiríamos en tres frases que más adelante matizaré:
– El alimento principal hasta el año es la leche (ya sea materna o artificial).
– Lo más importante en esta etapa es que el niño juegue, disfrute, descubra y establezca una relación sana con la comida.
– Podemos ofrecerle lo que queramos, cuando queramos y como queramos, menos unas pocas excepciones que veremos a continuación.

“El alimento principal hasta el año es la leche”
Todos los organismos oficiales coinciden en que lo mejor para el bebé es esperar hasta los 6 meses para comenzar a darle otros alimentos, aunque el alimento principal hasta el año seguirá siendo la leche, los demás alimentos son complementarios. Así que ofreceremos siempre el pecho antes de las comidas (seguramente el bebé lo pida después también). No se sustituirán tomas por comida, esto puede hacer que el bebé no cubra sus necesidades nutricionales y/o se destete prematuramente.

“Lo más importante en esta etapa es que el niño juegue, disfrute, descubra y establezca una relación sana con la comida”
Lo que se pretende en esta etapa es que el bebé descubra la comida a través del juego y el disfrute. Descubrirá nuevas texturas, nuevos sabores y olores, diferentes temperaturas… Estamos asentando las bases de lo que
será su relación con la comida en un futuro. Por eso (y por más cosas) nunca, nunca, nunca le obligaremos a comer y respetaremos su apetito y preferencias, siempre que sean sanas. Hasta ahora hemos confiado en que nuestro bebé sabe cuándo tiene hambre o sed y cuánto necesita comer. A partir de ahora, debemos continuar confiando en que nadie mejor que él nos puede decir la cantidad de comida que tiene que tomar. Un niño sano no va a pasar hambre y va a comer lo que necesite siempre que le ofrezcamos alimentos saludables.

“Podemos ofrecerle lo que queramos, cuando queramos y como queramos”
Las últimas revisiones de estudios concluyen que:
– No hay ninguna base científica para ofrecer un alimento antes que otro. Así que podemos empezar con lo que nos apetezca y venga más cómodo, ya sea patata, arroz, carne, verdura, fruta, …
– No hay ninguna base científica en recomendar un alimento concreto a una hora determinada. Puede que a nuestro bebé le apetezca comer fruta y merendar lentejas. Si no acepta un alimento, probad a ofrecerlo en otro momento del día.
– No hace falta retrasar ningún alimento por riesgo de alergia. A partir de los 6 meses podemos ofrecerle huevo, pescado, gluten, fruta “con pelo”, …
Hay algunos alimentos que sí debemos evitar por diferentes motivos:
– Edulcorantes añadidos (miel, azúcar, leche condensada…) o frutas en almíbar, hasta los 12 meses.
– Sal añadida durante el primer año de vida.
– Bollería industrial y alimentos poco nutritivos (mantequilla, azúcares, …).
– Cocinar con demasiada agua.
– Zumos (aunque sean naturales).
– Infusiones instantáneas para bebés.
– Frutos secos, palomitas y patatas fritas de bolsa hasta los 3-4 años.
– Alimentos con los que se pueda atragantar tipo manzana, zanahoria cruda, olivas, uva, …
– Pez espada, atún, lucio, carne cazada con munición de plomo, cabezas de marisco, espinacas y acelgas, tortitas de arroz y bebidas de arroz. Estos alimentos contienen sustancias de riesgo para los bebés y niños pequeños. (Agencia española de Seguridad alimentaria y Nutrición)
¿Cómo lo ofreceremos? Pues como queramos, en papilla, chafado con grumos, a trozos, … Un bebé a partir de los 6/7 meses tiene desarrollada la capacidad de masticar e irá mejorándola conforme la practique. Evidentemente, le daremos cosas blandas que pueda masticar aunque no tenga dientes. Se deben evitar texturas duras.

Recuerda:
– El objetivo de la etapa de la alimentación complementaria es que el bebé establezca una buena relación con la comida y que pruebe nuevos sabores y texturas.
– Nunca le obligues a comer (ni lo distraigas o engañes para que coma más).
– Ofrécele alimentos sanos y confía en tu bebé.

Descargar: TABLA INTRODUCCIÓN ALIMENTOS

Resumen de la charla ofrecida por Nayra Alenda a la asociación de La Mama d’Elx el día 25 de enero 2016

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.